domingo, 16 de noviembre de 2014

viborita

Como esas viboritas lumínicas
Que hay atrás de los párpados
Las viboritas del sol
Que repiten una trayectoria inútil
Que el ojo atrás del párpado
En un esfuerzo mental
No logra captar.
Como esas viboritas de luz
Que son destellos de ojos aturdidos
Que son desmembramiento en colores
Del paisaje último.
Como esa viborita de neón
Que quiere avanzar hacia la izquierda
Pero una mano negra del tiempo
La sujeta por la cola 
Y ahí se establece la prioridad focal,
Mientras al costado derecho de la cúspide del párpado
Se chocan y centellean miles de viboritas como espermatozoides.
Como esas viboritas hipnóticas
Que son como un limbo de viboritas
Un pozo ciego en la atención
Como un caldo ocular de viboritas
Y una víbora alpha que es la de la izquierda,
La que no serpentea idiota
Sino que intenta avanzar hacia algún lado
Que a veces hasta persiste y penetra en el ojo abierto
Y es como un montaje izquierdo de lo que se mira
Y que de a ratos es roja de a ratos violeta de a ratos amarilla
Solo ocasionalmente, verde.
Como esas viboritas de líneas de puntos
Que son como sal de pigmentos
Que son las mismas viboritas que le salen al sol por el costado
He dicho:
Los rayos del sol son viboritas que se originan en la oscuridad de los párpados.
O bien podría decir:
En la oscuridad de los párpados
Se reproducen los rayos del sol.
Insisto, quisiera explicarlo:
Hay como un sol
Atrás de los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario