domingo, 16 de noviembre de 2014

luna

Yo me volvía blanda
Como de goma
Y atravesaba sin dificultad
La reja de mi ventana.
Corría por el aire hasta la luna
Enrrulandome como serpiente.
Tocaba tu suelo plateado.
Te veías tan triste, solitaria mía
¡Venga un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario