domingo, 16 de noviembre de 2014

feliz


A veces y de a ratos
Mis enredaderas mentales y  las pesadas arqueologías de mi existencia
Se entorpecen el rastro por un camino feliz
No lo pueden creer
Se apelotonan
Se regurgitan
Se tiñen las melenas
dedican el tiempo a estar bien
y  todo les hace bien
Estamos en perfecto equilibrio yo y el equilibrio
y  la soledad se siente
Una generosa vuelta de cadenas
no, en serio
aquí me voy  a quedar
derramando pesadas torres sobre mis banquetes adolescentes
enfundando mi cuerpo adentro de un cadáver ciego
aquí me voy  a quedar si
dándome de comer libros con mucho hambre y  pocas bocas
acariciándome los tejidos musculares
prefiriendo los pasajes ocultos en los párpados de los amigos
sintiéndome extrañamente bien con todo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario